Una encuesta de la compañía británica Redfield and Wilton Strategies para el periódico The Sunday Telegraph mostró que la cantidad de las personas dispuestas a pagar más por el combustible a raíz de las sanciones por la guerra en Ucrania aplicadas a Rusia por Occidente "se redujo del 50% al 36% en un mes".

El 54% de los encuestados aseguró que su situación financiera ha empeorado en el último año. A modo de comparación, hace dos meses, fue el 42%. El 62% de los participantes también sugirió que la crisis financiera en el Reino Unido continuará agravándose.

Los precios del combustible se han disparado en los países de Occidente tras la imposición de las sanciones antirrusas en respuesta a la guerra en Ucrania que tiene por objeto la desmilitarización y la desnazificación del país.

Según los datos de la compañía estatal rusa Gazprom, en invierno de 2022, los europeos utilizaron más gas del que había en los almacenes subterráneos, por lo que las reservas alcanzaron el mínimo.

En el Reino Unido, el umbral de precios del gas y la electricidad se elevó en un 54%, mientras que el costo de la gasolina y el diésel está batiendo récords por el aumento de los precios mundiales del petróleo.

Respuesta rusa

Por su parte,  Rusia prohibió la entrada a su territorio, de manera indefinida, del primer ministro Boris Johnson, y otros 12 altos funcionarios del gobierno británico, en respuesta a las sanciones de Londres aplicadas contra Moscú.

En marzo se tomaron medidas similares contra el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, junto al director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), William Burns, y el secretario de Estado, Anthony Blinken.

Gran Bretaña forma parte de una campaña internacional para castigar a Rusia con un bloqueo de activos, prohibición de viajes y sanciones económicas después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, trasladara a sus tropas a Ucrania el 24 de febrero. Pese a la medida, Gran Bretaña aseguró que, junto con sus socios internacionales, continuarán con su apoyo a Ucrania y pidieron al Kremlin detener la guerra, según un comunicado de la cancillería británica citado por la cadena Sky News.