Un vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, urgió a las autoridades de regulación europeas a que modernicen las reglas financieras para hacer frente a la volatilidad del bitcoin. La moneda virtual que irrumpió en el escenario financiero internacional en 2017, pasó de casi 1.000 dólares en enero a más de 16.000 dólares a mediados de diciembre, una escalada vertiginosa que hace temer una burbuja, incluso en los entornos financieros expertos en la especulación y la volatilidad.

"Los desarrollos relativos al bitcoin estas últimas semanas requieren nuestra mayor atención", advirtió Dombrovskis, en una carta dirigida a los líderes de los tres organismos reguladores financieros de la UE.

Las agencias de regulación deben elaborar planes "de manera urgente a la vista de los recientes desarrollos del mercado", escribe en esta carta.

Dombrovskis, ex primer ministro letón, exhortó igualmente a los reguladores "a trabajar más para evaluar mejor y mejorar el marco regulatorio para el bitcoin y las criptomonedas".

Hay riesgos evidentes para los inversores y los consumidores relacionados a la volatilidad, incluyendo el riesgo de una pérdida completa de su inversión, y de una manipulación del mercado", argumentó.

La posición de la Comisión Europea va en línea con las de los expertos que advirtieron del espectacular aumento de esta moneda virtual, preocupados por esta burbuja.

Janet Yellen, la presidenta de la Reserva Federal estadounidense (Fed) considera que el bitcoin "no constituye una divisa oficial" e insta a las instituciones financieras a garantizar que sus transacciones en bitcoins no violen las leyes sobre el lavado de dinero.