Las autoridades de la ciudad de Buenos Aires y de la provincia homónima anunciaron este jueves las nuevas medidas que se implementarán en la zona metropolitana tras los anuncios del Ejecutivo nacional ante la segunda ola de coronavirus que ya "se ve reflejada en todos los indicadores".

"A partir del viernes a las 0:00 horas (3:00 GMT) las medidas anunciadas por el Gobierno nacional las vamos a implementar de la siguiente manera: a las 23 (2:00 GMT) cierran bares, restaurantes y teatros pero quienes se encuentren dentro pueden quedarse hasta las 24", dijo el jefe de Gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, en conferencia de prensa​​​.

Además, dijo que "para escalonar la movilidad de la mañana y que no se genere congestión entre trabajadores, estudiantes y docentes, aquellos que tienen comercios no esenciales van a abrir a partir de las 10 de la mañana (13:00 GMT)".

El jefe de Gobierno de la capital argentina añadió que se liberará el estacionamiento en la ciudad y se implementará el teletrabajo en todas las actividades en las que sea posible, al tiempo que garantizó la "presencialidad en las escuelas siempre que la situación sanitaria lo permita".

Rodríguez Larreta afirmó que "la segunda ola de coronavirus se ve reflejada en todos los indicadores" de la ciudad de Buenos Aires, y anunció que se reprogramarán todas las intervenciones quirúrgicas que "no son urgentes para poder contar con la mayor cantidad de camas posibles".

El miércoles, el presidente Alberto Fernández anunció una serie de medidas restrictivas para contener la segunda ola de contagios de coronavirus, las cuales comenzarán a regir este viernes y se extenderán hasta el 30 de abril.

Entre las medidas dispuestas se encuentra la prohibición de la circulación entre las 00.00 y las 06.00 hora local (3:00 y 9:00, GMT).

"Respecto a la restricción a la circulación, ya expresamos que no estamos de acuerdo porque está comprobado que circular al aire libre y con tapabocas no genera contagio", dijo Rodríguez Larreta en la conferencia.

Pero añadió que "como toda norma" la respetarán, de acuerdo al espíritu que les dio Gobierno nacional "de que apunta a evitar las concentraciones de gente y no a quienes están volviendo a su casa o cumpliendo una función esencial".

Sobre la situación epidemiológica en la ciudad, dijo que los casos diarios pasaron de 1000 a 1900 y la tasa de ocupación de la terapia intensiva pasó del 30 al 40 por ciento en los últimos días.

Desde el inicio de la pandemia en marzo pasado, el distrito registró 275.249 casos de covid-19 y 7.338 fallecidos por la enfermedad.

PROVINCIA

Por su parte, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Alex Kicillof, anunció en conferencia de prensa que se van a acatar "al pie de la letra" las medidas anunciadas por el presidente, pero que se van a adecuar al sistema de fases que rige en su jurisdicción.

Por ejemplo, para las zonas de menor riesgo la restricción horaria va a ir de las 2 a las 6 de la mañana, mientras que para las que están en fase 4 habrá una restricción total entre las 0 y 6.

Además, para los municipios en fase 3 habrá un cierre de locales de gastronomía desde las 23 horas, una prohibición de circular a partir de la medianoche y un cierre de comercios en general desde las 20 hasta las 6 de la mañana (23:00 a 9:00 GMT).

Kicillof advirtió sobre la gravedad de la situación epidemiológica en el territorio bonaerense y afirmó que "habrá severas multas" para quienes no cumplan las medidas.

A su vez, dijo que también se activará un paquete de ayuda para las empresas más golpeadas.

"Corremos el peligro de que se sature el sistema sanitario", dijo el gobernador, que añadió que lo que registra actualmente la provincia de Buenos Aires "no es una ola, es un tsunami".

En ese sentido afirmó que la situación cambió violentamente en las últimas tres semanas y la provincia de Buenos Aires pasó de 2500 casos diarios a más de 6000.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19