El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, cambió su biografía en la red social Twitter para describirse como "dictador de El Salvador".

El mandatario, quien anteriormente se identificaba como Presidente de El Salvador o Papá de Layla, cambió el contenido de su biografía en la referida red social. El mensaje de Bukele parece un gesto burlesco dirigido a la oposición, que la semana pasada protagonizó una multitudinaria protesta con tres consignas principales: "Fuera dictadura", "No al bitcóin" y "No a las reformas constitucionales".

Ninguna instancia gubernamental denunció hasta el momento la usurpación o vulneración de la cuenta verificada "@nayibbukele".

En repetidas ocasiones, el mandatario negó que en El Salvador exista una dictadura ente las críticas de diversos sectores que denuncian una supuesta deriva "autoritaria".

Cambios

"¡No a la reelección presidencial, no al bitcóin, no a la militarización, no a la dictadura!", eran algunos de los mensajes portados por los manifestantes.

El presidente criticó en un mensaje a la nación la protesta e indicó que "fueron a luchar contra una dictadura que no existe".

En marzo pasado, también señaló que "El Salvador no será una dictadura, como quieren hacer creer a la gente algunos activistas, analistas, algunos periodistas y políticos que no fueron electos".

El mandatario, quien gobierna desde junio de 2019, cambió en enero pasado su fotografía de Twitter y colocó la del personaje principal de la película estadounidense "El dictador".

El presidente salvadoreño adoptó la fotografía del almirante general Haffaz Aladeen, protagonista de la referida película e interpretado por el británico Sacha Baron Cohen.

Denuncia de un juez

En tanto, el juez salvadoreño Juan Antonio Durán denunció mediante una publicación en Twitter y en una conversación en directo en la misma que militares supuestamente montaron una vigilancia irregular en la zona en la que vive.

"Por este medio denuncio ante el pueblo salvadoreño y la comunidad internacional  el acoso de la Policía Militar y Policía Nacional Civil que está afuera de mi casa", escribió el juez.

Agregó: "Desconozco si hay orden de captura. Por de pronto, estamos bien. Y dice que no es dictadura. No nos detendrán".

Durán fue el encargado de comunicar a la prensa el viernes pasado de la presentación de una demanda internacional contra el Estado salvadoreño por una reforma legal que aprobada por el Congreso y firmada por el presidente Bukele que cesará a los jueces sexagenarios.

Sostuvo que la demanda se presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la "violación a la independencia judicial".