La Unión Europea (UE) planea permitir durante el verano del viejo continente la entrada de estadounidenses inoculados con vacunas aprobadas por su agencia reguladora. En caso de realizarse, la decisión excluiría a los habitantes de países que optaron por opciones todavía no habilitadas en Europa, como es el caso de Argentina. La medida podría resentir aún más el turismo internacional. 

Con la reanudación de los viajes globales en el horizonte, parece que el tipo de vacuna contra el Covid-19 que se haya recibido podría determinar a dónde pueden viajar las personas, o al menos eso tiene en mente la UE. 

De acuerdo a lo explicado por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, la federación consideró que los norteamericanos vacunados con dosis aprobadas en el viejo continentes podrían viajar sin problema: “Los estadounidenses, hasta donde sé, usan vacunas aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), eso permitiría la libre circulación por la Unión Europea”, consideró en una entrevista con el New York Times

¿Que vacunas no serían válidas? 

Esas declaraciones dejaron entrever que las personas inmunizadas con vacunas de fabricantes chinos, como Sinovac y Sinopharm, probablemente no tendrán permitida la entrada en el futuro cercana, debido a que ninguna vacuna desarrollada en China fue aprobada por el momento en la UE.

El caso de la Sputnik V es más complicado. Rusia espera suministrar a la Unión Europea 50 millones de dosis a partir de junio y también planea construir plantas de fabricación en Europa. Pero Thierry Breton, quien encabeza el grupo de trabajo sobre vacunas de la Comisión de la UE, mostró reticencia varias veces a usar el inmunizante ruso. La revisión de la Sputnik V empezará el 10 de mayo.

Sin embargo, la Comisión Europea no está negociando actualmente contratos de suministro futuros como lo hizo con BioNTech-Pfizer y AstraZeneca a fines del año pasado. Pero República Checa, Alemania y Austria han anticipado que desean asegurarse dosis de Sputnik V una vez que EMA dé el visto bueno.

El impacto al turismo internacional

En caso de concretarse esta decisión, varios expertos señalaron las serias consecuencias que acarrearía para la actividad empresarial global y el resurgimiento del turismo internacional. 

"Una división global de las personas con base en la adopción de vacunas solo exacerbará y continuará los efectos económicos y políticos de la pandemia", analizó Nicholas Thomas, profesor asociado de seguridad sanitaria en la Universidad de la Ciudad de Hong Kong en Bloomberg. En este sentido, Thomas consideró “el riesgo de que el mundo en base en el nacionalismo de vacunas en lugar de la necesidad médica". 

El caso de Argentina 

Argentina en los últimos días amplió el contrato que tiene con Rusia para recibir vacunas Sputnik V, que con la nueva negociación pasó a ser de 30 millones de dosis. A eso se le suma el anuncio de que la empresa farmacéutica Laboratorios Richmond envasará y luego producirá de manera íntegra los inmunizantes desarrollados por el Instituto Gamaleya

En el caso de Sinopharm, nuestro país firmó un acuerdo con el laboratorio chino por 4.000.000 de dosis. De ese total, el tercer millón terminará de llegar este miércoles. El primer millón llegó a finales de febrero, mientras que el segundo arribó al país a principios de abril.

La única vacuna que actualmente dispone el Estado argentino que fue aprobada por la Unión Europa hasta el momento son las desarrolladas por la Universidad de Oxford en colaboración con AstraZeneca