El vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis admitió que la protección social para los trabajadores autónomos del bloque es “insufi ciente”, y anticipó que se buscará mejorar esta situación, que abarca al 40% de la población económicamente activa.

Según los datos aportados por Bruselas el 40% de la población activa en 2016 estaba catalogada como autónoma o con otros puestos “no convencionales”, una situación que afecta cada vez a a más trabajadores, “especialmente entre la población joven”. Para paliar la situación, se encararán negociaciones con empresas y sindicatos durante las próximas semanas, según las previsiones de la Comisión.

Para el vicepresidente, “el nuevo mundo de trabajo genera nuevas oportunidades. La gente debe ser capaz de adecuarse a ellas y de sentirse protegida sin importar el trabajo” que ejerzan. Ese es el fundamento del Pilar Europeo de Derechos Sociales, con el cual “queremos asegurar que nuestros sistemas de protección social son sostenibles, adecuados y justos”, comentó el funcionario.

El Pilar Europeo de los Derechos Sociales es un documento que busca mejorar la calidad laboral, personal y social de los europeos a través de principios concretos como el apoyo activo para el empleo con derecho a la asistencia personalizada en la búsqueda del mismo; prestaciones por desempleo y pensiones de jubilación dignas para todo tipo de trabajadores, entre otros puntos.

El texto fue aprobado recientemente, y en su segunda fase de desarrollo prevé crear nueve leyes concretas para fomentar la igualdad laboral, además del acceso a servicios sociales mínimos.