El expresidente de Estados Unidos, George W. Bush, calificó a la invasión de Irak como “brutal” e “injustificada”, por error, cuando intentaba referirse a la invasión rusa en Ucrania. El acto fallido se viralizó rápidamente en redes sociales y generó todo tipo de comentarios, ya que se trata de la persona que- como presidente- decidió iniciar aquella escalada militar que aún hoy continúa siendo cuestionada. 

El lapsus de Bush ocurrió en un auditorio de Dallas, mientras criticaba la decisión política del presidente de Rusia, Vladimir Putin, de invadir territorio ucraniano. “El resultado es una ausencia de controles y equilibrios en Rusia, y la decisión de un hombre de lanzar una invasión totalmente injustificada y brutal de Irak”, dijo, para luego corregirse y afirmar: “Quiero decir, de Ucrania”.

Mientras el público presente estallaba en carcajadas, el expresidente estadounidense culpó a su edad por el error: ''Tengo 75 años”, lanzó, en tono de broma. Además, destacó la labor del presidente de Ucrania en el conflicto, Volodimir Zelenskiy, y hasta lo comparó con el histórico primer ministro británico Winston Churchill

Muchos iraquíes expresaron su indignación en redes sociales, a falta de una respuesta por parte de las autoridades de su país. "El fantasma de la invasión de Irak y de su destrucción persigue a Bush hijo. Su subconsciente lo expuso", tuiteó el periodista iraquí Omar Al Janabi.

El recorte del fallido, publicado en Twitter por un periodista de la NBC, reúne más de 21 millones de visitas

La guerra de Irak

Luego del atentado a las Torres Gémelas, ocurrido el 11 de septiembre de 2001, George W. Bush declaró oficialmente ''la guerra contra el terrorismo'', dando comienzo a una campaña militar internacional en Afganistán contra el grupo terrorista al-Qaeda y quien se autoproclamó como el autor intelectual del ataque, Osama bin Laden

Dos años más tarde, su administración comenzó la Guerra de Irak bajo el pretexto de que el régimen iraquí de Saddam Hussein poseía ''un programa de armas de destrucción masiva'' que representaba una amenaza para los Estados Unidos y todo el bloque occidental.

La guerra de Irak costó 1,3 billones a EE.UU y mató a 130.000 civiles

Saddam Hussein fue derrocado en 2003 y posteriormente asesinado -bajo pena de muerte- en 2006, aunque las armas de destrucción masiva no fueron encontradas. A su vez, la invasión generó un conflicto entre yihadistas y otros grupos religiosos que, hoy en día, es considerado como uno de los periodos más sangrientos en la historia moderna de Irak

 Entre 2003 y 2011, fecha de la retirada estadounidense, murieron más de 130.000 civiles