El presidente de la comisión de medio ambiente del Parlamento Europeo presentará al presidente estadounidense Joe Biden un llamado a la acción conjunta transatlántica sobre los objetivos de descarbonización de las economías.

Responsables políticos europeos de primer nivel, CEOs de las multinacionales del continente más destacadas, ONGs y grupos de expertos de la Unión Europea (UE) preparan una gran alianza para estrechar vínculos con EEUU en la lucha contra el cambio climático. El movimiento conjunto es liderado por Pascal Canfin, eurodiputado liberal francés próximo a Emmanuel Macron y presidente de la comisión de Medio Ambiente, Según fuentes conocedoras de esta iniciativa ya hay más de 50 grandes multinacionales adheridas a la causa que se va a hacer pública tras la Semana Santa de cara al Climate Summit del 22 y el 23 de abril organizada por la Casa Blanca como previa a la COP 26 de Glasgow, que se espera de gran magnitud tras la cancelación de la edición de 2020 por la pandemia, aseguró el medio español El Confidencial.

La declaración pide que se cumplan los objetivos de lucha contra el cambio climático a ambos lados del Atlántico que habían sido abandonados por el ex presidente Donald Trump tras si llegada a la Casa Blanca. Una de las primeras órdenes ejecutivas que firmó el nuevo presidente demócrata, Joe Biden, fue precisamente el regreso del país norteamericano al Acuerdo de París, medida ampliamente aplaudida desde Bruselas..

Competitividad

La llamada a la acción conjunta desde el Viejo Continente pide a EEUU que adopte el objetivo de reducir al menos un 50% las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 (en comparación con los niveles de 2005). Un compromiso que ya ha adoptado Europa tras la declaración de emerghencia climática, promovida precisamente por Pascal Canfin del partido Renueva Europa y exjefe de la sección francesa de WWF.

La alianza también tiene un tinte geopolítico, ya que las difíciles relaciones con Trump habían llevado a Europa a mirar hacia China. Con este movimiento se pretende fortalecer el eje atlántico. "La alianza entre Estados Unidos y Europa es fundamental para abordar el cambio climático y permitir una transición justa y sostenible" sostiene la misiva que añade: "Pedimos a los EEUU que sean tan audaces y ambiciosos como lo hemos sido con el Pacto Verde Europeo y estamos comprometidos a fortalecer nuestra cooperación para avanzar juntos en este viaje. Es una oportunidad única, ¡no la desaprovechemos!".

"Tenemos la oportunidad de construir una nueva cooperación transatlántica con el objetivo de lograr la neutralidad de carbono", afirma la carta de adhesión a este movimiento, que explica que al emprender las reformas para abordar la lucha contra el cambio climático necesitan que el juego esté nivelado con competidores que podrían no estar comprometidos como Europa en la lucha contra el clima, de ahí el buscar un nivel de exigencia climática común.