La última encuesta de Reuters/Ipsos mostró que el impulso al alza de Bernie Sanders en la carrera por la candidatura presidencial demócrata -tras un ajustado segundo lugar en Iowa, una estrecha victoria en Nuevo Hampshire y un sólido triunfo en Nevada- le han dado más credibilidad entre los votantes de su partido.

Cerca de un 26% de demócratas e independientes encuestados entre el 17 y el 25 de febrero dijo que considera a Sanders como el demócrata más fuerte en una eventual contienda con el actual presidente Donald Trump, comparado con el 20% que elegiría al empresario multimillonario Michael Bloomberg y el 17% que se inclinó por el exvicepresidente Joe Biden.

Esta cifra significa un gran cambio frente al mes previo, cuando el 27% optó por Biden y solo un 17% pensaba que Sanders podría batir a Trump.

En Nevada, Sanders obtuvo el apoyo de la mayoría de votantes latinos y lideró la mayor parte de grupos demográficos divididos por género, ingresos y sesgo político. Las excepciones más notables fueron los tramos a partir de los 65 años y los votantes negros, muchos de los cuales prefirieron a Biden.

Esto podría estar cambiando también. La misma encuesta de Reuters/Ipsos mostró que Sanders superó por vez primera a Biden en el apoyo del voto negro a nivel nacional.

Las primarias que celebrará el sábado Carolina del Sur serán la primera prueba para ver el atractivo real de Sanders entre los afroamericanos, que representan cerca del 60% del electorado demócrata en ese estado.

Sin embargo, el demócrata más prominente de este estado y el afroamericano de más alto rango en el Congreso, Jay Clyburn, ya brindó su apoyo al ex vicepresidente Joe Biden.