Las ventas minoristas en Estados Unidos cayeron inesperadamente en mayo, debido a un descenso de las compras de vehículos motorizados en un contexto de escasez y a que los precios récord de la gasolina desalentaron el gasto de los consumidores en otros bienes.

Las ventas minoristas cedieron un 0,3% el mes pasado, informó el Departamento de Comercio. Los datos de abril se revisaron a la baja para mostrar un aumento del 0,7% en lugar del 0,9% informado previamente. Economistas encuestados por la agencia Reuters habían pronosticado que las ventas minoristas aumentarían un 0,2%, con estimaciones que iban desde un descenso del 1,1% a un incremento del 0,5 por ciento.

El precio promedio nacional de la gasolina saltó a un máximo histórico de 4,439 dólares por galón en mayo, según datos de la Administración de Información de Energía.

Recalculando

La disminución de las ventas minoristas también se debió a una rotación gradual del gasto de bienes a servicios. Las ventas minoristas son en su mayoría bienes y no se ajustan por inflación. Los bares y restaurantes son la única categoría de servicios en esta información.

Los precios anuales al consumidor aumentaron en mayo a su máximo nivel en casi 41 años. Con la inflación erosionando las alzas salariales, los consumidores recurren a los ahorros acumulados durante la pandemia de COVID-19 y se endeudan para mantener el gasto.

"Una reserva significativa de ahorros domésticos ha ayudado a los consumidores a manejar las crecientes presiones inflacionarias hasta este punto", dijo Sam Bullard, economista senior de Wells Fargo en Charlotte, Carolina del Norte.

Es probable que las ventas minoristas se mantengan lentas mientras la Reserva Federal endurece agresivamente la política monetaria para enfriar la demanda y reducir la inflación a su objetivo del 2 por ciento.

Sin cambios

Los mercados esperan que el banco central estadounidense suba su tasa de interés de política monetaria por tercera vez este año, y se considera probable un aumento de 3/4 de punto porcentual, y posiblemente señales de más incrementos grandes por venir.

Excluyendo automóviles, gasolina, materiales de construcción y servicios de alimentos, las ventas minoristas se mantuvieron sin cambios en mayo. Los datos de abril se revisaron a la baja para mostrar que las llamadas ventas minoristas subyacentes aumentaron un 0,5% frente al 1% informado con anterioridad.

Las ventas minoristas subyacentes se corresponden más estrechamente con el componente de gasto del consumidor del Producto Interno Bruto.