El Gobierno canadiense anunció nuevas medidas para ayudar a las grandes empresas que sufren los efectos económicos derivados de la pandemia de COVID-19, anunció la oficina del primer ministro Justin Trudeau en un comunicado.

"Millones de canadienses pagan sus cuentas y alimentan a sus familias trabajando para empresas grandes y medianas; el Gobierno ofrecerá apoyo a las empresas afectadas por COVID-19", afirmaron las autoridades.

El Gobierno estableció el Fondo de Financiamiento de Emergencia para Grandes Empleadores, cuyo objetivo es proporcionar a las grandes entidades suficiente liquidez para sobrevivir a la devastación económica inducida por el coronavirus.

El Fondo estará disponible para compañías con más de USD215 millones en ingresos anuales y que buscan más de USD43 millones en fondos.

Sin embargo, el programa no estará disponible para las empresas del sector financiero y las personas condenadas por evasión de impuestos.

Todas las compañías tendrán que describir cómo pretenden utilizar el dinero y la ayuda financiera se distribuirá a través de la Corporación de Inversión para el Desarrollo de Canadá en cooperación con otras agencias gubernamentales, según el comunicado.

El anuncio incluye la expansión del Programa de Disponibilidad de Crédito Empresarial a empresas medianas, a través del cual las compañías pueden solicitar préstamos de hasta 43 millones de dólares y garantías de hasta USD57 millones.

En abril se eliminaron casi 2 millones de empleos, elevando la tasa de desempleo al 13%.

La Oficina de Presupuestos Parlamentarios proyecta que la economía canadiense se contraerá en un 12% en 2020, mientras que un grupo de expertos dijo a principios de este mes que el país ha estado en recesión desde el primer trimestre de 2020.