El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue trasladado a San Pablo para ser examinado tras presentar una obstrucción intestinal. Luego de los estudios correspondientes se reveló que no precisará por el momento una intervención quirúrgica de urgencia. El jefe de Estado había sido internado luego de sufrir dolores abdominales durante la noche del martes y una crisis de hipo persistente

Tras los exámenes realizados en Brasilia se le encontró una obstrucción intestinal y fue trasladado a San Pablo. Según el parte médico del Hospital Vila Nova Star, después de una serie de estudios de rutina, imágenes y laboratorio, el mandatario seguirá internado bajo tratamiento. Se trata de una nueva complicación de salud de Bolsonaro a raíz del apuñalamiento en el abdomen que sufrió en 2018.

El primer informe fue publicado por el Palacio de Planalto, la sede del Poder Ejecutivo brasileño, que también confirmó la internación del presidente de 66 años: “Estará en observación por un período de 24 a 48 horas, no necesariamente en el hospital. Está de buen ánimo y bien”, señalaron desde el Ejecutivo.

En Twitter, tras conocerse la noticia de su traslado,  el presidente brasileño aseguró que estaba enfrentando "un reto más" y agradeció las oraciones por su recuperación. Por su parte, su hijo Flávio Bolsonaro explicó que la internación en una Unidad de Cuidados Intensivos “ya había sucedido en una de las cirugías pasadas que tuvo, pero solo por precaución, nada grave”. 

Desde que fue apuñalado durante la campaña presidencial en 2018, y gravemente herido en los intestinos, Bolsonaro fue sometido a seis cirugías, cuatro de ellas vinculadas con el ataque. Además, en julio del año pasado se contagió de coronavirus. También se está evaluando la posibilidad de realizar una cirugía en los próximos meses para extirpar una hernia en la región abdominal.

A su vez, en las apariciones de los últimos meses, ya había manifestado una tos persistente. Durante un evento en redes sociales el jueves pasado, el presidente dijo que había tenido hipo "durante más de una semana" en ese momento. "Es posible que no pueda expresarme correctamente en este directo", explicó en aquel entonces.