Más zonas de Inglaterra pasarán al máximo nivel de restricciones por coronavirus esta semana, en un esfuerzo por frenar la rápida propagación de la pandemia.

La ciudad de Nottingham, en el norte de Inglaterra, y partes del condado circundante pasarán al nivel tres de restricciones por COVID-19, informó la BBC.

Las personas que viven en la ciudad, y en las zonas de Rushcliffe, Gedling y Broxtowe, enfrentarán las restricciones más severas, las cuales entrarán en vigor mañana jueves. Entre ellas, la prohibición de reuniones y el cierre de pubs y restaurantes.

Líderes de ayuntamientos locales dijeron que las medidas son necesarias "para lograr una reducción sostenida en las tasas de contagio".

En este momento hay 7,9 millones de personas en Inglaterra sometidas a las restricciones de nivel tres, según la BBC.

En el nivel tres, que corresponde al más alto, ya se encuentran la región de Gran Manchester, Liverpool, el condado de Lancashire, Yorkshire del sur, y Warrington.