Las 71 personas que viajaban a bordo de un avión de la compañía rusa Saratov con destino a la ciudad de Orsk, en la frontera con Kazajistán, murieron al caer la aeronave en las afueras de Moscú por causas que aun se desconocen, confirmó la Fiscalía de Transporte de Moscú.

"A bordo de la nave se encontraban 65 pasajeros y seis tripulantes. Todos ellos murieron", informó la Fiscalía en un comunicado.

El Ministerio de Emergencias de Rusia precisó que entre los fallecidos hay dos niños y un adolescente. La aeronave, un birreactor de pasajeros AN-148, cayó junto a la localidad de Argunovo, en la provincia de Moscú, confirmaron las autoridades, citadas por las agencias de noticias EFE y DPA.