El primer ministro Boris Johnson no logra reunir suficientes apoyos para una salida acordada de la Unión Europea ( UE), y la economía británica ya comenzó a dar señales de alarma con la caída del PBI en el segundo trimestre por primera vez en siete años.

"El PBI se contrajo en el segundo trimestre por primera vez desde 2012 después de un crecimiento robusto en el primer trimestre. Las manufacturas cayeron tras un fuerte comienzo de año, cuando se adelantó la producción con vistas a la fecha original para la retirada de Gran Bretaña de la UE", declaró Rob Kent Smith, responsable de PBI en la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS).

Aunque la caída es anterior al cambio de gobierno y la asunción de Johnson, el pasado 24 de julio, el primer ministro tampoco logró en estas semanas despejar las dudas sobre la temida salida brusca de la alianza comunitaria..

"Mi máxima prioridad será prepararnos de forma urgente y rápida ante la posibilidad de una salida sin acuerdo", escribió ayer Johnson en una carta a los empleados gubernamentales. De todas maneras insistió: "Preferiría irme con un acuerdo".

La contracción registrada entre abril y junio por la ONS es del 0,2%. Técnicamente, no se trata de una recesión porque la estimación anual para finales de 2019 sigue marcada por el crecimiento, aunque a un ritmo más lento. Sin embargo, este es el peor resultado, trimestre a trimestre, en muchos años.

Otro dato relevante es que se trata de un giro respecto de los tres primeros meses del año, cuando aún había expectativa de una salida ordenada de la UE y la economía creció un 0,5 por ciento.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos