La producción industrial de Brasil retrocedió un 9.1% en marzo, en comparación con febrero, “reflejando los efectos del aislamiento social provocados por la pandemia del coronavirus”, según informó el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

De acuerdo con el organismo estatal, las fábricas de la mayor economía sudamericana redujeron también su producción en el comparativo con marzo de 2019 (-3.8%) y presentaron números negativos en el acumulado del primer trimestre (-1.7%) y en el de los últimos doce meses (-1.0%).

La reducción en el comparativo mes a mes fue la más acentuada desde el 11% negativo que se presentó en mayo de 2018, cuando gran parte de la actividad económica del país se paralizó por causa de una huelga de los camioneros.

En marzo, cuando comenzaron las medidas de aislamiento social y confinamiento para contener el avance del coronavirus SARS-CoV-2 con la primera muerte registrada en el país, las cuatro categorías y 23 de los 26 sectores analizados por el IBGE para sus estadísticas de producción industrial presentaron números rojos.

“La actividad que tuvo el impacto negativo más importante fue la de vehículos automotores, contenedores y carrocerías (-28%)”, señaló en un comunicado el gerente de Estudios del IBGE, André Macedo, quien destacó que dentro de esa actividad el segmento que más sufrió fue el de producción de automóviles.

También “el segmento de camiones presenta pérdidas, al igual que el de autopartes. El movimiento de cuarentena hizo que muchas empresas interrumpiesen su proceso de producción, sea concediendo vacaciones colectivas o paralizando las actividades por determinados períodos”, apuntó.

La industria automotriz, prolongando los resultados negativos de marzo citados por el IBGE, acentuó sus pérdidas en abril.

El lunes, la Federación Nacional de Distribución de Vehículos Automotores (Fenabrave) informó que las matriculaciones -referente para las ventas del sector- bajaron un 76% en el cuarto mes del año en comparación con el mismo mes de 2019 con 55,732 unidades comercializadas.