Un inusual objeto sacudió la zona de la frontera de Uruguay y Brasil este miércoles por la mañana: no era un pájaro ni un avión. Vecinos del área afirmaron haber visto un destello en el cielo seguido de una fuerte explosión, que ocasionó que estallaran algunos vidrios y ventanas. Más tarde, el Instituto Uruguayo de Meteorología y el Departamento de Astronomía de la Facultad de Ciencias confirmó que era un bólido espacial.

¿Qué es un bólido? Es una masa de materia cósmica de dimensiones apreciables a simple vista, que atraviesa rápidamente la atmósfera con la apariencia de un globo inflamado y suele estallar y dividirse en pedazos. 

“Habrá que ver si precipitó sobre tierra, ver si es basura espacial o si realmente era un meteorito y ver si precipitó sobre Uruguay o en el sur de Brasil, sobre la frontera”, afirmó el jefe de pronósticos de Inumet y meteorólogo Néstor Santayana a El País, y además confirmó que el hecho fue en la zona de Vichadero, en Rivera. 

“El sensor detectó el ingreso del bólido a las distintas capas de la atmósfera, pero no es exacto el lugar que se marca”, añadió, “por error de paralaje”.

El sensor del GLM -que detecta rayos- fue el que captó el momento en que el “bólido” atravesó la atmósfera. Además, en las redes sociales, varias personas reportaron que desde Rivera, Salto, Cerro Largo y Tacuarembó se escuchó un fuerte ruido, que según el especialista es normal cuando suceden estos eventos.

Según explicó el astrónomo Gonzalo Tancredi, del Departamento de Astronomía de la Facultad de Ciencias a Cromo, el meteoroide ingresa a la atmósfera a una velocidad de 40 mil kilómetros por hora, lo que produce una alta temperatura por su fricción con el aire. Eso hace que el material rocoso del objeto se desintegre pasando a gas, y por fluorescencia, lo que hace que adquiera una gran luminosidad.

"Como ingresa a una velocidad superior a la velocidad del sonido en el aire (supersónica), se produce una onda de choque que se transmite a través de la atmósfera, generando una sobrepresión; que, al alcanzar la superficie de la tierra, se escucha como una gran explosión, pudiendo producir vibraciones y rotura de vidrios", agregó