Un caza ruso Su-30 detectó a un avión espía estadounidense P-8A Poseidon en el espacio aéreo de Rusia sobre el mar Negro, y desató un cruce diplomático entre ambas potencias, informaron fuentes castrenses rusas.

"El 25 de noviembre los medios rusos de control del espacio aéreo detectaron un objetivo aéreo que se acercaba a gran velocidad a la frontera de la Federación de Rusia", señala un comunicado de la oficina de prensa de la Circunscripción Militar Sur (CMS), una de las cuatro en las que está dividida administrativamente el país.

Ante esta situación, añade el documento "con la misión de interceptar el objetivo despegó un caza Su-30 de los medios de guardia de las Fuerzas Antiaéreas de la CMS". "Tras acercarse, el caza ruso sobrevoló el objeto aéreo y lo identificó visualmente como un avión espía estadounidense P-8A Poseidon, tras lo cual el aparato "cambió su rumbo y se alejó del espacio aéreo de Rusia", subraya el texto.