Hasta 25.000 tiendas de Estados Unidos podrían cerrar permanentemente este año debido a que la pandemia de coronavirus diezmó una industria donde muchos minoristas de centros comerciales ya enfrentaban dificultades.

La cifra batiría el récord establecido en 2019, cuando más de 9.800 tiendas cerraron sus puertas para siempre, según un informe de la firma de datos tecnológicos Coresight Research. Se espera que la mayoría de los cierres sean en centros comerciales y que los grandes almacenes y las tiendas de ropa se encuentren entre las más afectadas.