El gobierno de Venezuela advirtió que no firmará "ningún acuerdo" con la oposición, con la que este fin de semana inició un diálogo formal, mientras no se levanten las sanciones que diversos gobiernos extranjeros le impusieron en los últimos meses.

Lo hizo un día después de que el presidente Nicolás Maduro agradeciera públicamente a la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) por su aporte al diálogo.

En cambio, la MUD consideró que "están sentadas las bases" para que cuando se reanude el diálogo, a mediados de este mes, "se pueda arribar a acuerdos a favor del país".

"Venezuela no va a ir a un evento electoral ni va a firmar ningún acuerdo con la oposición venezolana hasta que se levanten las groseras sanciones que la dirigencia de la derecha venezolana solicitó al Departamento del Tesoro de Donald Trump y a las autoridades españolas, canadienses o de otra índole", afirmó el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez.