Un proyecto de ley presentado por la izquierda que permite retirar el 10% de los fondos de pensión en  Chile logró media sanción en la Cámara de Diputados y será enviado al Senado para su aprobación definitiva, en medio de la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus.

El texto podría comenzar a ser debatido de forma general y particular en el Senado a partir de la semana próxima y allí requerirá de al menos dos votos del oficialismo para que sea aprobado, debido al quórum especial requerido.

El proyecto logró 95 votos a favor (necesitaba 93), 36 en contra y 22 abstenciones, un resultado que representa un revés para el presidente Sebastián Piñera, especialmente porque algunos diputados de la coalición del Gobierno,  Chile Vamos, apoyaron la reforma.

Uno de ellos fue el diputado de Renovación Nacional Jorge Durán, quien manifestó que "no estaba haciéndole un favor a la izquierda", sino que quería "dar más opciones a la personas que pasan hambre", en medio de la crisis económica profundiza por la pandemia.

Los puntos principales del proyecto de pensiones en Chile

El proyecto de ley, que fue presentado en abril por la bancada de la Federación Regionalista Verde Social (izquierda) y cuyo texto fue aprobado en general el 8 de julio, plantea:

  • los cotizantes puedan retirar hasta el 10% de sus ahorros en las cuentas de los fondos de pensión.
  • el tope de retiro está estimado en 150 Unidades de Fomento chilenas (UF), que equivalen a 4,3 millones de pesos chilenos (aproximadamente 5.500 dólares) y un mínimo de 35 UF, es decir, 1 millón de pesos chilenos (aproximadamente 1.200 dólares)
  • en caso que el 10% fuera inferior a 35 UF, el proyecto de ley permite que la persona saque hasta ese monto
  • en caso de tener esa cantidad o menos en el total de sus ahorros, tendrá la posibilidad de retirar el total de su cuenta.

La iniciativa, que ha generado opiniones divididas incluso dentro del oficialismo, busca paliar los efectos económicos de la pandemia, especialmente en la clase media. La crisis sanitaria del coronavirus ya suma 321.205 contagios y 7.186 muertes en el país.

El Gobierno de Piñera había presentado un proyecto de reforma previsional en enero para reformar el sistema privado de Administración de Fondo de Pensión (AFP) 

Esa iniciativa pretendía  implementar un aumento gradual del 6 por ciento en las cotizaciones, que pasarían del 10 por ciento actual hasta el 16 por ciento.

Un 3 por ciento del incremento de la cotización lo pagará el empleador, se sumará al 10 por ciento actual e irá a la cuenta de ahorro individual del trabajador. El otro 3 por ciento también estará a cargo del empleador, contará con un aporte inicial del Estado y había comenzado a movilizar un fuerte rechazo.