El presidente de Chile, Sebastián Piñera, declaró este miércoles al país en "Estado de catastrofe" por coronavirus despúes de que el Ministerio de Salud trasandino elevara la cantidad de casos reportados a 238.

La medida que tendrá una duración de 90 días, comenzará a regir a partir desde este jueves, e incluirá la restricción de reuniones en espacios públicos para evitar aglomeraciones, la puesta en marcha de la distribución de bienes y servicios básicos, y el establecimiento de un toque de queda para hacer cumplir la cuaretena preventiva, indicaron desde el Palacio de La Moneda. 

"Este Estado de excepción tiene como objetivo anticiparnos y prepararnos para las etapas que vienen en esta pandemia", señaló Piñera y destacó que esta categoria "permite una valiosa y necesaria colaboración de las Fuerzas Armadas para enfrentar la crisis".

Además, el mandatario estableció la designación de Jefes de la Defensa Nacional, quienes se encargarán de que las fuerzas actuén en las zonas afectadas y "garaticen la seguridad nacional".

"Las facultades que permite este Estado de catástrofe y las medidas específicas que iremos adoptando se harán en función de el conocimiento, la ciencia, la opinión de los expertos", precisó Piñera y delineó que también se tendrá en cuenta "la evolución que el virus tenga en el país".

Antes de la mensaje presidencial, el ministro de Salud chileno Jaime Mañalich, dió a conocer que el país registró este miércoles 35 nuevos casos de contagiados con coronavirus lo que eleva a 238 personas infectadas en total, y la detección del primer caso de una persona enferma sin haber viajado al extranjero.