El gobierno chileno anunció la extensión por siete días de la cuarentena total en el Gran Santiago por la ola de casos de coronavirus, que ya superaron los 80.000, y de muertos, mientras que el presidente Sebastián Piñera dijo que la situación "se va agravar" si la gente no colabora.

El gobierno agregó que la ocupación de camas de terapia intensiva en la región de Santiago llegó ya al alarmante nivel del 94% y que esto obligó al Estado a comprar más de 400 nuevos respiradores que estarán en el país para la semana próxima.

El sistema de salud chileno está "tremendamente estresado, tremendamente exigido (...) muy cerca de su capacidad máxima" en la región de Santiago, insistió Piñera, que días atrás ya había dicho que el sistema estaba "cerca del límite".

Por su parte el ministro de Salud, Jaime Mañalich, informó que se extiende por una semana más la cuarentena total en el llamado Gran Santiago, que corresponde a las 32 comunas (barrios) capitalinas y otros seis sectores aledaños, hasta el próximo viernes 5 de junio a las 22 horas, debido a que es el foco de mayor infección a nivel nacional.