La economía chilena registró un crecimiento interanual del 18,1% en mayo, lo que representa el mejor registro histórico desde que se lanzó el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) en el año 1986, informó el Banco Central de Chile.

El dato se encontraba dentro del rango de expectativas del mercado, considerando que este mes tuvo un día hábil más respecto a mayo de 2020, cuando por el contexto de pandemia presentó el peor desempeño de la historia, con un hundimiento de 15,7 por ciento.

En términos desestacionalizados, el alza fue de 2,6% en comparación con abril y avanzó 17,3% en doce meses, según el Imacec.

De acuerdo con el Banco Central, todos los componentes del indicador crecieron respecto al mismo periodo del año anterior, y sobresalieron las contribuciones de las actividades de servicios y el comercio.

"Este resultado se explicó, en parte, por la menor base de comparación de mayo del año anterior y por una mayor adaptación de los hogares y empresas a la emergencia sanitaria asociada al Covid-19", explicó el ente emisor.

Medidas

La institución destacó que "la producción de bienes aumentó 7,5%, por el desempeño de la industria manufacturera, que creció 15,3% y, en menor medida, por el alza del resto de bienes, 8,2%", incluyendo el crecimiento de la construcción, aunque la minería cayó 0,3 por ciento.

Respecto al mes anterior, la producción de bienes se expandió 0,2%, producto del "crecimiento del resto de bienes y la industria manufacturera, efecto que fue parcialmente compensado por la caída de la minería".

El comercio, por su parte, presentó un sólido crecimiento de 51,3%, "por las medidas económicas de apoyo a los hogares y los retiros parciales de los fondos previsionales", mientras la suba frente a abril fue de 13,4 por ciento.

Entre tanto, los servicios crecieron 16,8% en doce meses, en parte, debido al desempeño de los apartados de educación y salud, aunque "en menor medida, también contribuyeron al resultado los servicios empresariales, restaurantes y hoteles y el transporte".