Este domingo 25 de octubre, Chile experimentará por primera vez en su historia un plebiscito de consulta que determinará si se avanza con una nueva Constitución o se mantiene la carta magna de 1980 bajo el régimen militar del general Augusto Pinochet.

Se trata de una votación trascendental, luego del acuerdo político alcanzado el 15 de noviembre de 2019 que buscaba encauzar institucionalmente el descontento y el estallido social se había despertado desde hacía casi un mes.

De ganar el "apruebo", será la primera vez desde 1833 que la Constitución será redactada por una convención ciudadana elegida en votación popular.

Vicky Murillo, directora del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Columbia en Nueva York, señaló que el llamado emergió como respuesta a la movilización social, "síntoma de la crisis de representación del sistema político".

"La toma de la calle y los gritos buscaban que los políticos escucharan a la ciudadanía, incluso cuando esta demanda de atención requiriera romper la puerta del salón donde se toman las decisiones", apuntó Murillo al portal BBC. 

La consulta propondrá dos preguntas: "¿Quiere usted una nueva  Constitución?" y las respuestas posibles serán "Apruebo" o "Rechazo".

La segunda, abordará la modalidad en caso de ganar la primera opción: “Convención Constitucional” (155 ciudadanos elegidos por la ciudadanía) versus “Convención Mixta” (86 parlamentarios y sólo 86 ciudadanos elegidos).

Encuestas: un 69% votaría Apruebo y un 18% Rechazo

La consultora de opinión pública TuInfluyes.com dio a conocer los resultados de su último sondeo mensual, en el que anticipó un 69% de adhesión a la opción Apruebo  y tan sólo 18% al Rechazo.

El informe da cuenta de una participación de un 76% de la población, mientras que del 24%, restante sólo un 6% aseguró estar convencido de no ir. El resto se mantuvo entre un “tal vez” y un “no estoy seguro”.