El Ministerio de Salud de Chile informó este viernes una nueva una cifra récord de 92 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, elevando el total de víctimas fatales a 1.448, más del doble de los muertos en la Argentina, que suma 615 víctimas fatales, pese a tener un tercio de habitantes.

La subsecretaria de Salud, Paula Daza, precisó que dentro del total de muertes, 72 corresponden al nuevo criterio cuyos certificados de defunción relacionaran al fallecido con Covid-19 pese a que éste no tuviera un resultado de test PCR positivo por la enfermedad a la hora de morir.

No obstante, Daza informó que la jornada de este viernes sería la última vez que se haría distinción de criterio entre las muertes ya que podría generar "confusión".

Respecto al total de casos -se contabilizaron otros 4.207 contagios en el último día-, del total de 222.499 personas que se contagiaron desde que el 3 de marzo se contabilizara el primer caso, 21.693 se consideran activos (con capacidad de contagiar a terceros).

Entre quienes están siendo atendidos en la red de salud a causa de la pandemia, 1.521 pacientes se encuentran en unidades de cuidado intensivo; 1.291 de ellos están conectados a ventilación mecánica, mientras que de este último número, 337 personas se encuentran en estado crítico.

El subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, aseguró que el país cuenta con 327 ventiladores mecánicos disponibles, además de cerca de 400 equipos de oxigenación.

La polémica por los tests

Las comparaciones entre lo que ocurría en Chile, con 18 millones de habitantes, y la Argentina, con 44 millones, comenzó con la cantidad de test que se hacían de uno y otro lado de la cordillera.

El banco estadounidense JP Morgan intervino en la polémica a fines de marzo, cuando, en un informe, destacó las cifras chilenas frente al virus, específicamente “la baja mortalidad” y la cantidad de test diagnósticos que estaba realizando.

El documento, destacó en su momento el diario La Tercera, señala que ocho días después del primer caso de esta enfermedad, Chile daba cuenta de siete personas fallecidas, mientras que Italia a los ocho días ya registraba 35 fallecidos, España a la misma fecha 84 y Brasil 57.

El diario destacaba que, a un mes del primer caso diagnóstico, Chile había realizado cerca de 50 mil test y Argentina menos de 9 mil.

Al 13 de abril, después de la polémica por una comparación que realizó el presidente Alberto Fernández para justificar la extensión de la cuarentena, Argentina llevaba 22.805 test y Chile 87 mil.

Cada vida vale y los números parecen darle la razón al presidente argentino, mientras Chile estar cada vez más cerca del "dilema de la última cama".