Chile y Bolivia inician hoy sus alegatos en el juicio que hace casi cinco años lleva adelante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) a raíz de la demanda de La Paz para negociar con Santiago el acceso al océano Pacífico, un litigio que lleva 135 años.

Los jueces tendrán que dirimir si Chile está obligado a negociar de buena fe el acceso soberano de Bolivia al Pacífico y, si así fuera, decidir si hubo un incumplimiento chileno.

Bolivia asegura que la pérdida de 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio, a finales del siglo XIX luego de la llamada "Guerra del Pacífico" fue y es un obstáculo para su desarrollo económico.

El presidente boliviano, Evo Morales, estará hoy y mañana en las audiencias del tribunal internacional, que se extenderán hasta el 28 de marzo, mientras que la más alta autoridad chilena será el canciller Roberto Ampuero, nombrado por Sebastián Piñera, quien asumió el domingo pasado.

Morales dijo el sábado en La Haya que está "contento" y es "optimista" por el trabajo de su equipo jurídico, que presentará unos alegatos con "datos históricos, jurídicos y geográficos".

Bolivia perdió su acceso al mar tras la Guerra del Pacífico (1879-1883), un conflicto bélico con Chile en el que también participó Perú.

El fallo se conocerá en el último trimestre del año o a comienzos de 2019.