Uno de los principales objetivos de China para los próximos cinco años es fortalecer las relaciones comerciales con América Latina, para consolidar una economía más fuerte y “más abierta”, según aseguró el vicedirector general de Asuntos de América Latina y el Caribe del Ministerio de Exteriores, Zhang Run.

“La inversión acumulada llega a los 217.150 millones de dólares” en la región

“Estamos dispuestos a fortalecer la comunicación para la riqueza de los pueblos, la convergencia de los intereses y el desarrollo con todos los estados, con honestidad”, expresó Run durante un encuentro con periodistas latinoamericanos, en el marco del XIX Congreso del Partido Comunista de China (PCCh), que concluyó ayer.

Según el funcionario, el gobierno chino trabaja para lograr “más acuerdos de libre comercio” con países de la región.

“China y Latinoamérica compartimos una similitud, somos países en vías de desarrollo y nos encontramos en una etapa parecida, nos enfrentamos a retos parecidos, representamos oportunidades el uno para el otro. El desarrollo de China no puede apartarse del de América Latina y el Caribe. El fortalecimiento del desarrollo ayuda a mantener la estabilidad y la prosperidad del mundo”, afirmó Zhang.

La política de China la región se basa en el fortalecimiento del comercio, inversión y finanzas en áreas precisas como energía y recursos, infraestructura, cultura, industria manufacturera, innovación científica y tecnológica y tecnología informática.

Hasta el momento, China cuenta con más de dos mil empresas en la región, según datos del Departamento de Asuntos Exteriores de la Cancillería china. Además, “la inversión acumulada llega a los 217.150 millones de dó- lares, es decir 15,3% de la inversión total de China en el exterior”, explicó el vicedirector.