El gobierno chino celebró la histórica cumbre entre los gobernantes de Estados Unidos, Donald Trump, y Corea del Norte, Kim, Jong-un, saludó que ambas naciones estén "creando una nueva historia" y expresó su deseo de que sigan avanzando para lograr un acuerdo para la desnuclearización en la península coreana.

"China se alegra porque es lo que hemos estado esperando" todo este tiempo, afirmó en rueda de prensa el portavoz de la cancillería china, Geng Shuang, según informó la agencia de noticias EFE.

Tras una cumbre de más de cuatro horas, Trump y Kim firmaron una declaración conjunta en la que Pyongyang se compromete a trabajar en su completa desnuclearización y Washington, a proporcionarle "garantías de seguridad".

Geng enfatizó la gran importancia del encuentro celebrado en Singapur. Ahora -añadió- se debe seguir trabajando para construir la confianza mutua necesaria para afrontar las dificultades y alcanzar un acuerdo para la desnuclearización y el establecimiento de la paz.