El gobierno de China anunció hoy que impondrá derechos aduaneros adicionales a productos estadounidenses por 75.000 millones de dólares, en respuesta a los gravámenes anunciados por el Presidente Donald Trump, según informó la agencia Bloomberg.

Miembros del Ministerio de Comercio chino salieron a decir que algunas de estas contramedidas entrarán en vigencia a partir del 1° de septiembre mientras que el resto de los nuevos derechos aduaneros se aplicarán a partir del 15 de diciembre, de la misma manera que el gobierno estadounidense dispuso la aplicación de aranceles a productos chinos por casi 300.000 millones de dólares.

El cartel mercantil destacó que "se aplicará un arancel adicional del 5% a las importaciones de soja y de petróleo estadounidense a partir de septiembre, y se sumará un arancel del 25% para los vehículos fabricados en los EE.UU."