El ministro de Exteriores de China, Wang Yi, afirmó que el deterioro de las relaciones entre Beijing y Washington se debe a una "serie de errores de cálculo estratégicos" de EE.UU. y advirtió que la presión de las autoridades norteamericanas solo "provocará una respuesta más decisiva del pueblo chino".

"Desafortunadamente, a menudo vemos y escuchamos a altos funcionarios del Gobierno de EE.UU. atacando y acusando a China sin ninguna evidencia real. [...] La razón por la que esto está sucediendo tiene su origen en una serie de errores de cálculo estratégicos de algunos políticos estadounidenses sobre temas relacionados con China", señaló Wang según el sitio web RT. 

En particular, Washington "ignora amplios intereses comunes y un enorme espacio de cooperación entre China y EE.UU." y considera a Beijing como un "principal competidor" o un país que "representa una amenaza", lo que lo impulsa a "utilizar prácticamente todos los recursos para reprimir" al gigante asiático, según el ministro. 

"Es un concepto erróneo. China no ha sido ni será una amenaza para EE.UU. ni en el pasado ni en el futuro", aseveró.