China lanzó una campaña especial de seis meses de duración para regular su sector de internet, informó el Ministerio de Industria y Tecnología Informática. La campaña se centra en problemas que puedan alterar el orden del mercado, dañar los derechos del consumidor o amenazar la seguridad de los datos.

La cartera tomará medidas contra las "prácticas maliciosas de las empresas de internet" que podrían alterar el orden del mercado, como el bloqueo de enlaces y la interferencia en productos y servicios operados por otras entidades.

En cuanto a la seguridad de los datos, el ministerio apuntará a las empresas que no hayan tomado las medidas técnicas y de gestión  necesarias en la recopilación, transmisión y almacenamiento de la información y en la concesión de datos a otras entidades, informó la agencia Xinhua.

El sábado, Wang Chen, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China y vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional, había señalado que la importancia de desarrollar aún más el sistema legal del país para combatir el fraude a través de telecomunicaciones e Internet.

Wang instó a los organismos reguladores y de supervisión a cumplir con sus deberes para ayudar a garantizar que los casos recurrentes de fraude de telecomunicaciones se traten con seriedad y se rompa la cadena delictiva correspondiente.

Pidió que se acelere la legislación para mejorar las leyes relacionadas con las telecomunicaciones, las finanzas e Internet, y que se actualicen las herramientas legales contra el fraude a través de telecomunicaciones e Internet.