Beijing condenó la imposición de sanciones estadounidenses contra empresas y ciudadanos chinos por transportar petróleo iraní, declaró el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Geng Shuang. " China expresa su profundo descontento y una fuerte protesta por la imposición de sanciones estadounidenses contra empresas e individuos chinos", dijo Geng a la prensa.

Según el diplomático, la cooperación entre China e Irán es legítima y debe ser respetada. Además, señaló que Beijing siempre se opuso a las sanciones unilaterales o la jurisdicción extraterritorial estadounidense, así como a la "presión arbitraria ejercida por Washington a las empresas chinas sobre la base de su legislación nacional". 

" China continuará tomando las medidas necesarias para garantizar los derechos e intereses legítimos de sus empresas", aseguró Geng.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, anunció las medidas restrictivas contra las compañías chinas Kunlun Holding Company y COSCO Shipping Tanker (Dalian), así como contra cinco empleados de dichas empresas por transportar petróleo iraní violando así las sanciones de Washington.

El 19 de septiembre, el presidente Donald Trump anunció que decidió incrementar las sanciones contra la nación persa, a la cual responsabilizó de los ataques ejecutados con drones contra dos refinerías en Arabia Saudí el pasado 14 de septiembre.

EE.UU. también impuso sanciones el 20 de septiembre contra el Banco Nacional de Irán, la mayor institución financiera y comercial del país cuyos activos se estimaban en 80.000 millones de dólares en 2016.

China argumentó que sus negocios con Irán son legales y deberían ser respetados. "Siempre nos opusimos a la llamada jurisdicción de largo alcance y las sanciones unilaterales", comentó el portavoz Geng. "Nosotros también nos oponemos a la práctica de hostigamiento de Estados Unidos", agregó, instándolo a "corregir su mala conducta".

En cuanto a la guerra comercial, ambos países están discutiendo los detalles sobre las próximas negociaciones de octubre y realizan preparativos para garantizar progresos en la nueva ronda de charlas, dijo el Ministerio del Comercio en Beijing.