China relajó aún más las restricciones para el turismo interno, después de informar que por séptimo día consecutivo el país no registró casos locales de coronavirus.

Así lo señala una directiva del Ministerio de Cultura y Turismo que detalla que los sitios turísticos deberían permitir el 50% de su capacidad diaria de visitantes, en comparación con el 30% que regía hasta ayer, y que las visitas grupales entre provincias deberían reanudarse.

La Comisión Nacional de Salud comunicó ayer seis nuevos casos, todos en personas que habían llegado del extranjero, y subrayó que no ha reportado ningún caso doméstico desde un brote en Beijing que infectó a más de 330 personas a principios de este mes.

China ha reportado 83.611 casos confirmados y 4.634 muertes desde que el coronavirus fue detectado por primera vez a nivel mundial en la ciudad central de Wuhan en diciembre pasado.