Cientos de miles de personas se manifestaron este viernes en Londres contra la visita del presidente estadounidense Donald Trump. "La policía estima que la manifestación alcanzó las 250.000 personas", dijeron los organizadores, la Asamblea del Pueblo, citando a un líder sindical que recibió la información. 

"Este es el carnaval de la resistencia" o "A mí madre no le gustas, y le gusta todo el mundo!", eran algunas de las pancartas que portaban los manifestantes que avanzaban por Oxford Street. "No Trump, no Ku Kux Klan, no EEUU fascista!", cantaban, mientras golpeaban cazuelas o hacían sonar trompetas. 

Abundaron también los globos naranjas con el lema "Stop Trump", así como los eslóganes feministas.  "Donald Trump es misógino, machista, homófobo, xenófobo, promueve la intolerancia... ", dijo una manifestante, Georgina Rose, de 42 años.

Grant White, de 32 años, llevaba una pancarta que representaba a Trump como el pájaro del logotipo de Twitter, con una esvástica bajo el ala. "Soy antiBrexit, antiTrump. Hay una oleada de fascismo de la que tenemos que librarnos", afirmó. 

Dawn, de 49 años, acudió con su hija Sadie, de 11 años: "Trump es el hombre con el mayor ego, a cargo de la primera potencia mundial. No tiene ni idea de lo que necesita el mundo", explicó la madre. 

La imagen del día fue sin embargo el gran globo representando a Trump como un bebé en pañales que se alzó en el cielo cerca del Parlamento durante unas horas, con el beneplácito del alcalde Sadiq Khan, al que Trump ha dedicado unos cuantos dardos.

La parte oficial de la visita de Trump al Reino Unido, su primera como presidente, concluyó este viernes con su encuentro para tomar té con la reina Isabel II, antes de viajar a Escocia para pasar el fin de semana en privado.