La Comisión Europea advirtió hoy que "aún hace falta trabajo técnico" antes de que pueda cerrarse el tratado comercial entre la Unión Europea y el Mercosur, después de que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijera que el acuerdo es "inminente" tras dos décadas de negociaciones, según informa la agencia EFE.

La portavoz de la Comisión señaló que "la Comisión Europea acoge y comparte el compromiso político del Mercosur para concluir estas negociaciones comerciales con éxito. Para que esto suceda, aún queda trabajo por hacer al nivel técnico". 

Según Bruselas, la última ronda de negociaciones entre el 13 y el 17 de mayo "fue constructiva" y hubo progreso en todos los capítulos que quedan por cerrar, pero aún así hay diferencias en asuntos clave, incluyendo algunas demandas del bloque europeo, que los negociadores deben resolver.

Esto debe suceder antes de que las conversaciones den el paso al nivel ministerial en las que representantes políticos de ambas partes puedan cerrar los últimos flecos del acuerdo tras casi veinte años de negociaciones.

A pesar que ambas partes están en contacto para fijar la fecha, todavía no decidieron el día para las próximas negociaciones, que se preveen que será durante este mes.  Fuentes comunitarias señalaron que "ha habido movimiento" en las negociaciones, pero advirtieron de que no compartirán el "entusiasmo" de los comentarios de Bolsonaro mientras no haya avances más tangibles.

En los últimos dos años se han sucedido los comentarios de optimismo que predecían un acuerdo en plazos cortos, pero todos ellos han pasado sin que haya logrado cerrarse el acuerdo.
También el canciller de Brasil, Ernesto Araújo, había manifestado ayer en Buenos Aires que el acuerdo podría cerrarse a finales de este mes en una reunión ministerial.

Las negociaciones técnicas para un acuerdo entre la UE y el Mercosur se iniciaron en Buenos Aires en abril de 2000 y desde entonces se han celebrado más de una treintena de rondas de negociación, un proceso complejo, incluso con bloqueos de muchos años.

Las conversaciones tuvieron un hito en mayo de 2016 con un intercambio de ofertas de acceso a mercados y, desde entonces, se ha celebrado una quincena de reuniones de negociación, la última de ellas en mayo en la capital argentina.