La Oficina de Estadísticas Nacionales del Reino Unido (ONS) realizó un desglose en las muertes por el coronavirus (Covid-19) según religión y nivel socioeconómico, en el cual analizaron cómo "las diferentes circunstancias en las que se sabe que viven" las distintas religiones son una “parte sustancial de la diferencia de mortalidad”.

Nick Stripe, director de análisis de salud de la ONS, explicó que "vivir en zonas con mayores niveles de privación socioeconómica y diferencias en la composición étnica” es un factor que marca la distinción. El informe ejemplifica que "vivir en áreas con niveles más altos de carencias socioeconómicas” aumenta la mortalidad.

El estudio encontró que entre los hombres afroamericanos de todas las edades, la tasa de mortalidad fue de 256 por 100.000 personas, en comparación con las 87 muertes por 100,000 para los hombres blancos. Al comparar las tasas de mortalidad de los varones más jóvenes de entre 9 y 64 años, la diferencia fue aún más marcada, ya que los hombres negros tenían cuatro veces más probabilidades de morir que los hombres blancos que viven en Inglaterra y Gales. 

Por otro lado, muchas religiones mantuvieron sus rituales pese a la pandemia. Por ejemplo, el 28 de abril, la policía en Nueva York, EE.UU., disolvió el funeral de un rabino judío ortodoxo en Brooklyn. El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, calificó el evento como “absolutamente inaceptable”, por violar las restricciones del coronavirus sobre reuniones concurridas.

Algunas comunidades judías ultraortodoxas en Estados Unidos e Israel se han resistido a adoptar las medidas de distanciamiento social. Ante esto la ONS analiza que mantener los ritos religiosos puede llevar a mas transmisiones, por la aglomeración de personas. 

La población general británica, mayormente cristiana, posee un mayor poder adquisitivo y nivel socioeconómico, por lo que sus condiciones de vida y su capacidad de acceso al sistema de salud son mejores.

Es por esto que en el Reino Unido los musulmanes, judíos hindúes y sijs corren más riesgo que los cristianos o los que no tienen una religión declarada. Además, los grupos de afroamericanos y otros grupos minoritarios étnicos tenían un riesgo mucho mayor de muerte por la enfermedad que aquellos con etnia blanca.

La ONS examinó los datos desde principios de marzo hasta el 15 de mayo. Allí, encontró que la tasa de mortalidad entre los musulmanes fue más alta que la de cualquier otro grupo, y aquellos que eran judíos, hindúes o sijs también mostraron tasas de mortalidad altas.

Así, entre las mujeres del Reino Unido, los judíos tenían un riesgo 1,2 veces mayor de morir de coronavirus que los cristianos.

La tasa de mortalidad entre los hombres musulmanes fue de 98,9 muertes por 100.000 y la de las mujeres, de 98,2 muertes por 100.000. Para aquellos que dijeron que no tenían religión en el censo británico de 2011, la cifra fue de 80,7 muertes por 100.000 hombres y 47,9 muertes por 100.000 mujeres.

Los varones judíos tenían una tasa de mortalidad de 187,9 muertes por cada 100.000, en comparación con las 92,6 muertes en general por cada 100.000 en la población general, que es principalmente cristiana. En el caso de las mujeres judías, la tasa fue de 94,3 muertes por cada 100.000, en comparación con el 54,6 en general.

“Los hombres judíos corren el doble de riesgo que los hombres cristianos, y las mujeres judías también corren un mayor riesgo”, dijo Stripe, aunque agregó que se necesitaba más investigación para explicar este fenómeno.

Con 42.632 muertes hasta este domingo, el Reino Unido tiene la tercera tasa más alta de mortalidad por coronavirus del mundo, según el rastreador de coronavirus de la Universidad John Hopkins. También es la quinta en mayoría de infecciones, con más de 300 mil casos confirmados.

Además, el nivel de amenaza de coronavirus del país se redujo de cuatro a tres, a medida que las restricciones de bloqueo se levantan gradualmente. El secretario de Salud, Matt Hancock, lo calificó como un “gran momento” para el Reino Unido y afirmó que este paso refleja que el “plan del Gobierno está funcionando”.