Francia se vio sacudida este jueves por dos impactantes ataques con cuchillos en las ciudades de Aviñón y de Niza, en un contexto de fuerte tensión luego de que el presidente Emmanuel Macron defendiera la libertad de expresión tras el asesinato de un profesor que había mostrado caricaturas de Mahoma.

El ataque en Aviñón fue perpretado por un hombre que fue muerto por la policía antes de que pudiera herir a algun transeunte. El hombre intentó atacar a los agentes con un cuchillo, comunicó la emisora Europe 1, citado por la agencia Sputnik.

Según la policía, el agresor intentó llevar a cabo un ataque contra transeúntes sobre las 11:15 horas, gritó 'Alá Akbar' y amenazó a los agentes.

 
 
 
 

Atque en la Basilica Notre Dame

Tres personas murieron, al menos una de ellas degollada, y varias resultaron heridas hoy en un ataque con cuchillo en una iglesia en pleno corazón de Niza, en el sureste de Francia, otra vez sacudida por el extremismo tras la decapitación de un profesor a manos de un islamista hace dos semanas.

La fiscalía antiterrorista francesa abrió una investigación tras el ataque por "asesinato e intento de asesinato vinculado a una empresa terrorista" y "conspiración criminal terrorista".

El ataque se produjo hacia las 9 cerca de la basílica Notre-Dame, en pleno corazón de esta ciudad de la Riviera Francesa de poco más de 500.000 habitantes, que hace cuatro años fue blanco de un ataque yihadista que dejó 86 víctimas.

Dos de las víctimas son un hombre y una mujer que fueron asesinados dentro de la basílica. La tercera víctima, gravemente herida, logró huir a un bar vecino, pero murió poco después, indicaron a la AFP fuentes policiales.

El ataque llega menos de dos semanas después del asesinato por decapitación del profesor Samuel Paty en Conflans-Sainte-Honorine, una pequeña localidad de 35.000 habitantes ubicada a 50 km de París, por haber mostrado en clase caricaturas del profeta Mahoma.