La pandemia de coronavirus provocó el incremento en la venta de vinos en Brasil, que batió este año todos los récords y benefició sobre todo a los productores locales, explicó el director general de la firma de consultoría Ideal Consulting, Felipe Galtaroca.

"Con el cierre de bares y restaurantes (por la pandemia), y el sector de eventos como un todo paralizado, las personas pasaron a consumir el vino en casa, aunque con la reapertura esta tendencia debe reducirse", explicó el directivo a la agencia oficial china Xinhua.

Entre enero y agosto de este año, las ventas vinícolas a supermercados, bares y restaurantes en Brasil llegaron a los 313,3 millones de litros de vino, un 37% más que en igual período del año anterior, según un estudio de Ideal Consulting.

En julio de este año, las ventas del producto totalizaron 63,4 millones de litros, más del triple que los 21,3 millones de litros vendidos en marzo, cuando empezó la pandemia en el país sudamericano.

El único segmento dentro de la industria vinícola que no creció en el país fue el de espumosos, cuyas ventas disminuyeron un 5 por ciento entre enero y agosto, al estar más vinculados a fiestas y celebraciones.