Los comicios en Bolivia se desarrollaron este domingo sin incidentes graves y se esperaba el nombre del próximo presidente, tras comicios que tienen como principal candidato a Luis Arce, ex ministro de Economía y hombre de confianza del mandatario nacional renunciante Evo Morales, y Carlos Mesa, ex jefe de Estado.

Había expectativas en que el resultado final de la elección se pueda conocer en las últimas horas de la noche del domingo, pero es más probable que se conozcan en las primeras del lunes, ya que no se utilizará el sistema de resultados preliminares.

Salvador Romero, presidente del Tribunal Supremo, sostuvo minutos antes del horario de cierre oficial de las 17: "Tenemos una jornada electoral que está transcurriendo en paz", sostuvo.

No obstante, se conoció que hubo algunos tumultos en zonas rurales, en medio de medidas oficiales restrictivas a causa de la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Además del titular del Poder Ejecutivo, también se elegirán 36 senadores y 130 diputados, entre otros cargos, en un país que tuvo un año dramático que arrancó en octubre el año pasado.

A esperar por los resultados

De todas maneras, este domingo se confirmó que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia no utilizará el sistema de resultados preliminares para el conteo de votos para no generar "incertidumbre" en la población y solo se trabajará con datos oficiales.

Por lo tanto, el resultado de los comicios no se conocerá durante la noche del domingo.

El presidente del TSE, Salvador Romero, había informado que "por responsabilidad con el país" se decidió no utilizar el sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre), ya que no desean generar incertidumbre en los bolivianos en un "clima de alta polarización".

"El domingo en la noche no vamos a tener el resultado oficial y final. Esto nos va a tomar algunas horas adicionales y es importante que la ciudadanía tenga paciencia porque el resultado va a ser confiable, (aunque) un poco más lento", precisó Romero en una conferencia de prensa brindada en La Paz.

Además, sostuvo que la población puede estar presente en el recuento de votos, puede fotografiar el acta elaborada por los jurados electorales, mientras que los delegados políticos pueden tener una copia y los resultados en el sistema de cómputo podrán ser verificables acta por acta, incluyendo la fotografía del acta y la transcripción de los resultados.

La democracia en jaque

En aquella ocasión Morales fue reelecto, pero la oposición lanzó acusaciones de fraude que generaron incidentes y disturbios en varios puntos del país, los cuales derivaron en la renuncia del entonces presidente electo.

Posteriormente, se instaló un gobierno interino que no fue reconocido por algunos países de Sudamérica, entre ellos la Argentina a partir de la asunción de Alberto Fernández el pasado 10 de diciembre.