Dos ex presidentes del PSOE y de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán; una ex ministra de José Luis Rodríguez Zapatero, Magdalena Álvarez; y otros 16 ex altos cargos de los gobiernos socialistas, entre ellos seis ex consejeros -Álvarez incluida-, fueron hallados culpables de idear y desarrollar en esa comunidad autonómica un sistema ilegal para disponer y otorgar a discreción cientos de millones de euros en subsidios.

Así publicó el diario español El Mundo, agregando que en dicho sistema "las subvenciones se daban a discreción y sin primar el interés público, sólo el ajeno y, muy especialmente, el de las empresas para cuyo enriquecimiento sirvieron, fundamentalmente, las ayudas. La sentencia le impuso a Chaves una pena de nueve años de inhabilitación por prevaricación y a su sucesor en la presidencia de la Junta andaluza, Griñán, seis años y dos días de prisión, además de 15 años de inhabilitación. A la ex consejera de Hacienda y ex ministra de Zapatero le impone la misma pena que a Chaves, nueve años de inhabilitación por prevaricación.