Los miembros del colegio electoral de Estados Unidos confirmaron hoy, en sus respectivas capitales, la victoria de Joe Biden y Kamala Harris en las elecciones del 3 de noviembre, tras lo cual se espera que el nuevo mandatario de un mensaje al país.

Lo que suele ser un proceso que para muchos pasa desapercibido, cobró inesperada relevancia ante la insistencia del presidente saliente, Donald Trump, de dañar la imagen del proceso electoral, con acusaciones de un fraude masivo que no ha podido probar ni en los tribunales ni ante la opinión pública.

Los electores de los seis estados en que la campaña de Trump y sus aliados republicanos impugnaron la victoria de Biden -Pensilvania, Georgia, Michigan, Wisconsin, Nevada y Arizona-, ya confirmaron el triunfo del candidato demócrata y ex vicepresidente, con lo cual la confirmación era lo único que faltaba.

Sin embargo, a diferencia del voto ciudadano, en el colegio electoral sus 538 miembros votan individualmente por los candidatos a presidente y vicepresidente.

Si bien a veces hay un puñado de electores que votan por alguien que no sea el ganador del voto popular de su estado, la gran mayoría aprueba los resultados locales y se espera que esta vez sea igual.

La pasada candidata demócrata a la presidencia que fuera derrotada por Trump en 2016, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, emitió uno de los 29 votos de Nueva York.

Tras apoyar a Biden y Harris, Clinton reafirmó que "es hora de enmendar la Constitución para permitir que el ganador responda al voto popular", como ocurre con los demás puestos que se deciden en las elecciones.

Mientras tenían lugar las votaciones, en las capitales de los 50 estados y en Washington D.C., el Tribunal Supremo de Wisconsin rechazó – 4 a 3-, otro recurso judicial que buscaba evitar la victoria de Biden.

El proceso de votación del colegio electoral comenzó en los estados de Indiana, Nuevo Hampshire, Tenesí y Vermont, y culminó en California.

En las elecciones del 3 de noviembre, Biden se aseguró 306 de los 538 votos del colegio electoral. Pero, de acuerdo a la Constitución de Estados Unidos, los miembros del colegio electoral – seleccionados principalmente por los partidos- deben reunirse para oficialmente emitir sus votos, que luego serán enviados al Congreso para la última verificación del 6 de enero.

El número de miembros del colegio electoral es igual al total de senadores y representantes federales a los que tiene derecho un estado, sumado a los tres votos otorgados por enmienda constitucional a Washington D.C.

Tras fracasar en los tribunales, algunos republicanos planean llevar la batalla hasta la sesión del 6 de enero en el Congreso –cuando las dos Cámaras deben contar las papeletas de ayer– para tratar de evitar que ratifiquen a Biden.