La Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos pasó para el jueves la votación del proyecto de ley bipartidista de infraestructura por 1 billón de dólares, anunció la presidenta de ese cuerpo, Nancy Pelosi, en un comunicado.

El aplazamiento se produjo como parte de un acuerdo alcanzado con los demócratas moderados para afrontar el proceso de votación del ambicioso proyecto del presidente Joe Biden, además de otra propuesta de más largo alcance sobre ítems sociales que originalmente tenía un presupuesto de 3,5 billones de dólares.

El fin de semana, la legisladora anticipó en el programa ‘This Week’ de la cadena ABC, que parecía evidente que el costo final de ese plan sería menor que el previsto originalmente, informó la agencia Prensa Latina.

Negociaciones

Se anticipa una semana cargada en el Congreso a medida que se aproxima el 1 de octubre fecha en que terminan los fondos del actual año fiscal y que de no aprobarse una resolución de continuidad puede provocar el impago de la deuda estadounidense y un cierre del gobierno.

Los legisladores acordaron en agosto de 2019 suspender el límite de endeudamiento durante dos años. Este límite entró en vigor nuevamente el mes pasado, con una deuda actual de unos 28,5 billones billones de dólares, que supera con creces el techo de 22 billones.

Ahora mismo, el Gobierno está gestionando los pagos gracias al las reservas importantes de liquidez que acumula en la Reserva Federal (Fed) y que todavía superan los 300.000 millones de dólares, según explica The Wall Street Journal.

El apuro en la Cámara es grande cuando, además de la votación sobre el proyecto de ley bipartidista de infraestructuras, los demócratas también pretenden actuar sobre el paquete de 3,5 billones de dólares para ampliar los programas de la red de seguridad social.

Tiempos

‘Esta semana es una semana de oportunidades, ya que trabajamos para mantener el gobierno abierto, concluir las negociaciones sobre la ley Build Back Better y avanzar en el Marco Bipartidista de Infraestructura’, dijo Pelosi en un comunicado.

La semana pasada, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley, según las líneas de los partidos, para financiar el gobierno hasta el 3 de diciembre, así como para suspender el límite de la deuda hasta diciembre del próximo año, algo con lo que no están conforme los republicanos.

Es posible que los legisladores dispongan de algo más de tiempo para abordar el límite de la deuda y algunos estimados sugieren que el plazo podría estar más cerca de mediados de octubre, aunque los efectos del impago puede obligar a algunos a actuar con más celeridad, opinan expertos.