El consumo en Italia disminuyó en 137.000 millones euros en 2020, regresando a niveles de hace 24 años, comunicó este sábado la Confederación de Actividades Comerciales, Turísticas y de Servicios (Confesercenti) en su página web​​​.

"En Italia doce meses de convivencia forzada con el coronavirus redujeron el PIB en 183.000 millones de euros y el consumo en 137.000 millones, entre los cuales 36.000 millones se deben a la ausencia de turistas; lo suficiente para hacer volver el gasto a niveles de 1997", se desprende del informe publicado por Confesercenti.

Además, según los datos recogidos por la institución, en 2020 perdieron trabajo 262.000 trabajadores autónomos.

"Si no llegan ayudas adecuadas, existe el riesgo de que en 2021 desaparezcan unas 450.000 empresas y se pierdan los dos millones de puestos de trabajo", advirtió Confesercenti.

La institución opinó que la brusca caída de los consumos y del PIB se debe en primer lugar a las restricciones de las actividades impuestas para frenar la propagación de la pandemia.

Otra razón importante es el exceso de la burocracia causado por la emergencia epidemiológica: "Fueron introducidos más de 1000 actos y medidas de carácter nacional y local para limitar los efectos sanitarios y económicos del covid-19".

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19