El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, iniciará una ronda de contactos con los principales referentes de la oposición para comenzar a trazar el "plan de recuperación" del país luego de la pandemia de coronavirus que dejó hasta el momento más de 34.000 víctimas y puede hacer retroceder la economía a niveles del año 2000.

La convocatoria de Conte a la oposición se da mientras, a más de un mes del inicio de la flexibilización de las restricciones iniciado el 18 de mayo, Italia registró una nueva caída en los nuevos casos de Covid-19 y 23 muertes por coronavirus, el número más bajo en tres meses y medio.

"Es el momento para reinventar Italia para que sea moderna, sostenible, inclusiva y verde. El plan para relanzar el país será el horizonte de la acción del gobierno. Presentaremos un plan de recuperación en septiembre", planteó Conte.

Conte se expresó luego de los denominados "Estados generales" durante los que el oficialismo convocó a intelectuales, movimientos de trabajadores y empresarios para pensar alternativas para la denominada post pandemia.

En ese marco, Conte anunció que convocará "a cada una de las fuerzas de oposición, de manera ordenada y separada, a sentarse a la mesa, ya desde esta semana", luego de que las fuerzas contrarias al gobierno no hayan querido participar de los Estados generales que concluyeron ayer.

El premier planteó que, dentro de la centroderecha, imagina a Fuerza Italia, el partido fundado por el ex premier Silvio Berlusconi, como "la más predispuesta a un diálogo", aunque se mostró optimista de que "también la Liga y Hermanos de Italia puedan participar"; en relación a las otras dos fuerzas de la derecha del país.