El primer ministro italiano Giuseppe Conte prometió usar los 209.000 millones de euros que recibirá el país del fondo europeo de recuperación aprobado el martes en un plan "de largo plazo" para la pospandemia, al tiempo que el país registró el mayor número de contagios de coronavirus en casi un mes.

"Este gobierno asume la responsabilidad de preparar y realizar un plan de largo plazo con determinación" para el uso de los fondos continentales, planteó Conte en una visita al Senado  para explicar el uso que se dará al plan europeo de recuperación de 750.000 millones, de los que casi un tercio irán a Italia.

"La credibilidad de Italia en la Unión Europea pasa por saber demostrar que aprovecharemos esta oportunidad histórica, y no hacerlo sería un error de época", agregó el premier.

Este año, la economía italiana puede llegar a caer hasta un 13%, según estimaciones del propio gobierno, arrastrada por el golpeado sector turístico que aporta en torno al 12% del Producto Bruto Interno ( PBI).

Con las fronteras a turistas europeos abiertas desde el 3 de junio, Italia mantiene de todos modos las restricciones al ingreso de visitantes de varios países claves para el sector como Estados Unidos.