Corea del Norte advirtió que "movimientos militares peligrosos e inusuales" por parte de Corea del Sur y Estados Unidos desencadenarían una nueva guerra fría en la península coreana.

En un comunicado emitido por la oficial Agencia Central de Noticias de Corea del Norte, un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que Seúl estuvo introduciendo aviones de caza furtivos F-35A, "un equipo letal de vanguardia" de Estados Unidos, luego de acabar los ejercicios militares conjuntos. El acto "es una grave provocación que ha negado abiertamente las declaraciones conjuntas y el acuerdo militar" entre las dos partes en la península de Corea, dijo el funcionario del gobierno de Kim Jong Un.

El portavoz señaló que los movimientos militares hostiles, incluidos los ejercicios militares conjuntos entre Washington y Seúl y la acumulación de fuerzas armadas en Corea del Sur, están reduciendo la dinámica del diálogo para construir una paz duradera y estable en la península coreana, y obligan a Pyongyang a "sopesar una forma realista de centrar más la atención en fortalecer la disuasión física".

Corea del Norte disparó dos proyectiles no identificados al mar frente a su costa oriental el 16 de agosto, su sexta ronda de lanzamientos en las últimas semanas, poco después de denunciar los ejercicios militares entre Washington y Seúl, por lo cual declaró que las conversaciones intercoreanas habían terminado.

El portavoz también mencionó que Estados Unidos recientemente probó el misil de crucero de alcance intermedio y planea desplegar una gran cantidad de equipo militar ofensivo como los cazas sigilosos F-35 y F-16V en Japón y otras áreas circundantes de la península de Corea, lo que se suma a la carrera armamentista y la confrontación regional y requiere de mayor vigilancia de Corea del Norte.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos