El gobierno de Corea del Norte reclamó a Estados Unidos que actúe "sabiamente" en lo que resta de año, especialmente en materia de desnuclearización, y envió un mensaje conciliador al presidente Donald Trump, al que Kim Jong-un estima y cuya relación considera "especial".

Las relaciones entre Kim y Trump "son firmes y la confianza entre ellos se mantiene todavía", afirmó el asesor en materia de Asuntos Exteriores Kim Kye-gwan en un comunicado difundido por la agencia estatal de noticias norcoreana KCNA.

El asesor de la cancillería norcoreana dijo que cuando se reunió hace unos días con el líder para informarle de asuntos pendientes en materia de exteriores, incluido sus lazos con Estados Unidos, Kim aseguró que "la relación entre él y el presidente Trump es especial".

Kim Kye-gwan añadió que espera que esa "relación estrecha" sea el motor para superar los obstáculos y avanzar "en la mejor dirección", y culpó de los roces a los círculos políticos de Washington y los responsables de elaborar la política hacia Corea del Norte, que actúan "contrariamente al juicio político y las intenciones" de Trump.

Esos círculos "son hostiles hacia la República Popular Democrática de Corea sin razón, preocupados por la mentalidad de la Guerra Fría y los prejuicios ideológicos", escribió el asesor de la Cancillería norcoreana.

"Hay voluntad, hay un camino. Queremos ver cuán sabiamente pasará el final de año Estados Unidos", concluyó el consejero, citado por la agencia de noticias EFE.