Corea del Norte está desarrollando misiles que podrían alcanzar EE.UU., cuando no han pasado ni seis meses desde que Pyongyang lanzó su primer misil intercontinental.

Así lo advirtió un funcionario estadounidense citado bajo condición de anonimato por la cadena de televisión CNN. Este nuevo Misil Balístico Intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés) sería apenas parte de un esfuerzo acelerado de Pyongyang para mejorar su capacidad de ataque con misiles y armas nucleares cuanto antes, continúa el medio.

Todas estas mejoras de Pyongyang, alega el funcionario consultado, están forzando a Estados Unidos a volver a calcular el momento de la amenaza que un misil norcoreano podría representar para el país norteamericano y la necesidad de actualizar las opciones de respuesta de Washington en el caso de ser atacado.