Corea del Norte y Estados Unidos retomaron hoy en Estocolmo el diálogo sobre desnuclearización, estancado desde febrero, en medio de un gran secretismo. Las conversaciones se estancaron en febrero por las diferencias entre ambos países sobre cómo llevar a cabo el proceso de desarme.

La canciller sueca, Ann Linde, confirmó el inicio de las conversaciones en un mensaje en el que elogió los contactos entre las dos delegaciones. "Es estimulante que las delegaciones estadounidense y norcoreana se encuentren en Estocolmo para mantener conversaciones. Es una diálogo necesario para lograr la desnuclearización y una solución pacífica", escribió en su cuenta en la red social Twitter.

Los contactos tienen lugar en medio de gran secretismo, lo que se interpreta como un interés compartido por empezar a negociar avances en el proceso iniciado con la mediática cumbre de Singapur de junio de 2018 entre los presidentes Donald Trump y Kim Jong-un.

Ayer hubo un encuentro preliminar en la localidad de Lidingo, al noroeste de Estocolmo, en el que se fijó la agenda y otros aspectos técnicos de cara al encuentro de hoy, señalaron medios de comunicación surcoreanos.

Te puede interesar:

 

Este primer contacto se realizó a escala de los respectivos vicedelegados: el enviado especial de Estados Unidos para Corea del Norte, Mark Lambert, y Kwon Jong-gun, nombrado recientemente para el equipo negociador que coordina la Cancillería norcoreana, informó la agencia de noticias EFE.

Los jefes de las respectivas delegaciones en esta fase son el representante especial estadounidense para Corea del Norte, Stephen Biegun, y Kim Myong-gil, ex embajador en Vietnam designado por Kim para liderar las conversaciones.

Medios de Estados Unidos indicaron que Washington estaría dispuesta a levantar las sanciones a las exportaciones de textiles y carbón solo si Pyongyang desmantela sus principales instalaciones de investigación nuclear de Yongbyon y deja de enriquecer uranio durante tres años.